Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

martes, noviembre 14, 2006

Sionazis IV

Partes I, II, III

No es difícil ver lo que le espera al pueblo Palestino y al Medio Oriente entero si prestamos un poco de atención al nuevo Primer Ministro Diputado de Israel.

Limpieza Étnica regresa a la agenda de Israel
Johann Hari

Cuando el Partido de la Libertad de extrema derecha de Jorg Haider se unió a la coalición del gobierno de Austria en 2000, el mundo ofreció una queja colectiva y se movió para aislar al país. En los últimos quince días, un político sorprendentemente similar llamado Avigdor Lieberman se ha unido a la coalición gobernante de Israel - en la elevada posición de Primer Ministro Diputado - pero los reflejos del mundo aún no entran en acción.

Lieberman es un ex portero de un club nocturno, una vez arrestado por atacar a un niño del cual sospechó de haber insultado a su hijo. Su partido, Yisrael Beytenu (Israel, Nuestro Hogar), ha hecho campaña sobre dos feos asuntos. El primero es la aseveración de que los dos millones de ciudadanos árabes de Israel son "un peligro para el país" y deben ser desechados, en parte, por medio de limpieza étnica. Lieberman quería llevar en camión a miles de prisioneros palestinos liberados al Mar Muerto y ahogarlos.

Hoy, ha moderado su postura y sólo quiere "transferir" a muchos cientos de miles de árabes israelíes - inevitablemente por medio de la fuerza - a los pedazos de tierra restante que será etiquetados como Palestina después de que Israel haya anexado los grandes bloques de asentamientos ilegales. Si tu nombre no está en la lista, no te quedas.

Su modelo es Chipre en los 1970s, donde las poblaciones mezcladas de turcos y griegos fueron separadas a punta de rifle. "El resultado final fue mejor", suspira. "Las minorías son el problema más grande del mundo". A él le gustaría empezar estas expulsiones racistas con un movimiento simple y rápido: ejecutar a los miembros árabe israelíes del Knesset (el congreso israelí). Ya que han hablado con los líderes democráticamente electos de Palestina, son "traidores", argumenta Lieberman.

El segundo asunto ha sido un intento de centralizar el poder en las manos de un Hombre Fuerte. (...)


Y ustedes creyeron que Don Calladito exageraba con el término "sionazis".

Ehud Olmert, el Primer Ministro, dice que rechaza los puntos de vista de Lieberman, y que no llevará a cabo sus políticas.


¿Entonces por qué le dio un puesto clave? Lo que ocurre es: Olmert no lo dice pero lo hace, como buen hipócrita y mentiroso; Lieberman lo dice y lo va a hacer. O tal vez haga el doble de lo que dice.

Pero lo ha puesto a cargo del asunto más grande en la política israelí - cómo responder a la inminente bomba nuclear de Irán. Ya sabemos sus puntos de vista sobre esto: Lieberman estaba pidiendo que se bombardeara a Irán desde el 2001, y dice que Israel está "en la línea de batalla del choque de las religiones". (...)


En fin, que Lieberman, posiblemente el hombre con ideas más racistas, intolerantes y asesinas de Israel (también considerado uno de los más corruptos) está ahora a cargo de enfrentar la supuesta "amenaza" de Irán, y el mundo calla y observa. Su jefe Olmert no se queda atrás; sólo suele ser un poco más discreto en sus palabras - aunque no siempre. Después de la guerra en Líbano, cuando se le acusó de no haber alcanzado la victoria, Olmert replicó:

"La mitad de Líbano está destruido - ¿eso es perder?"

Curioso cómo el psicópata identifica 'matar' y 'destruir' con 'ganar'. Curioso que lo diga como si se tratara de algo para alardear.

Tal vez llegue el día en que los sionazis y sus aliados digan: "la mitad del mundo está destruido - ¿eso es perder?"

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home