Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

viernes, agosto 18, 2006

Un Recordatorio desde el Reino Unido IV

Partes 1, 2 y 3


El buen Wontolla tradujo este interesante artículo que pego abajo:


Asesinato en masa en los cielos: ¿Era el complot factible?

Por Thomas C Greene

(...)

Mejor matar con química

Hacer una cantidad suficiente de triperóxido de triacetona (TPTA) para echar abajo un avión no es tan simple como encerrarse en el baño y mezclar dos líquidos inofensivos.

Primero, necesitas la concentración adecuada de peróxido de hidrógeno. Este es difícil de adquirir, entonces habría que concentrar grandes cantidades de la solución del tres por ciento vendida en farmacias, hirviéndolas en agua. El probelma es que es arriesgado, y puede conducir al fracaso de misión por medio de incendiar su laboratorio antes de que un solo infiel haya sido dañado.

Pero, asumamos que puedes obtenerlo en la concentración adecuada, o cocinarlo de una solución disuelta sin arruinar tu operación. Bien. Los restantes ingredientes, acetona y ácido sulfúrico, son mucho más fáciles de conseguir, y podemos asumir que los tienes a mano.

Ahora la parte divertida. Toma tu peróxido de hidrógeno, acetona y ácido sulfúrico, mídelos cuidadosamente, y ponlos en botellas de refrescos para pasarlos de contrabando al avión. No hay problema en mezclar el perócido y la acetona en un contenedor, siempre y cuando se mantenga frio. No olvides llevar varios paquetes de gel congelado (preferentemente en un cooler engañosamente etiquetado como "comida perecible"), un termómetro, un tazón grande, una vara, y un cuentagotas. Vas a necesitarlos.

Es mejor volar en primera clase y ordenar Champaña. El cubo lleno de hielo y agua helada, que la aerolínea debería proporcionar, podría ser adecuada - sobre todo si usted tiene aquellos prácticos paquetes de gel fríos para complementar el hielo, y el cooler para el aislamiento - para cocinarlo sin comenzar un incendio en el lavabo.

Fácil de hacer

Una vez que el avión esté sobre el océano, muy discretamente lleva todo tu equipo al baño. Probablemente necesites hacer varios viajes para evitar llamar la atención. Una vez que tengas todo en su lugar pon el tazón conteniendo la mezcla de peróxido y acetona en el baño de agua fria (el cubo de champaña), y comienza a agregar el ácido, gota a gota, al tiempo que revuelves constantemente.Vigila la temperatura de la reacción cuidadosamente. La mezcla se calentará, y si se lo hace demasiado, probablemente termines con un explosivo débil. De hecho, si se pone realmente caliente, obtendrás una explosión prematura probablemente suficiente para matarte, pero sólo a tí.

Después de unas cuantas horas -asumiendo que, por algún milagro, los humos no te han noqueado o alertado a los pasajeros o a la tripulación - habrás obtenido una cantidad suficiente de TPTA para llevar a cabo tu misión. Ahora sólo necesitas secarlo por una hora o dos.

Lo genial de esto es que el TPTA es relativamente fácil de detonar. Pero debes hacer suficiente como para estrellar al avión, y debes hacerlo con cuidado para asegurar potencia. Uno necesita cuestiones de calidad para cometer "asesinos masivos a escala inimaginable", como dijo el Comisario de Policía Paul Stephenson. Mientras que es verdad que un brebaje descuidado explotará, hay pocas probabilidades que haga algo más que volar unas cuantas ventanas. A lo más un infiel o dos podrían morir por la ráfaga, y otros dos por los escombros volantes cuando la cabina de repente se depresuriza, pero esto es toto lo que probablemente podrás lograr en las condiciones más favorables posibles.

Creemos este porque un estudio de 2004 publicado en el Diario de la Sociedad Química americana (JACS) titulado "la Descomposición de triperóxido de triacetona es una Explosión Entropica" nos dice que la fuerza explosiva del TPTA viene de la descomposición repentina de un sólido en gases. No hay ninguna oxidación rápida del combustible, al contrario de lo que ocurre con muchos explosivos: mejor dicho, el estado de la sustancia cambia de repente por un proceso entropico, y rápidamente libera una cantidad respetable de la energía cuando esto ocurre. (Así la carencia de ingredientes típicamente asociados con explosivos hace al TPTA, un polvo cristalino blanco que se parece al azúcar, difícil de descubrir con los equipos convencionales de detección de bombas.)

Señora Satan

A estas alturas ya te estarás preguntando por qué los imitadores de jihadistas no conspiraron simplemente para introducir TPTA a los aviones, coloreados con un poco del tinte de verduras, y disfrazado como, supongamos, una bebida condimentada de fruta pulverizada. La razón es que ellos tendrían miedo de fallar: el TPTA es notoriamente sensible e inestable. A los periodistas de la prensa dominante les gusta decirnos que a los terroristas les gusta llamarlo "la madre de Satán."

Se ha dicho que los bombarderos del 7/7 lo usaron, pero este no ha sido confirmado. Algunas fuentes afirman que usaron c-4, y otros que usaron RDX. Sin embargo, la creencia que usaron TPTA se incrustado en los medios, aún cuando pasear en una ciudad atestada en la hora punta con un explosivo casero inestable en una mochila no sea el movimiento más brillante de todos. Es sorprendente que ninguno de los atacantes disfrutó de un lanzamiento no programado al Paraíso.

Entonces, asumiendo que la variedad casera de TPTA es áltamente sensible e inestable - o que a lo menos nuestros ineptos jihadistas hubiesen creído eso - para evitar hacer volar el taxi en su camino al aeropuerto, uno podría, si uno hubiese sido educado en tácticas de terror principalmente por las películas de holywood, preferiría simplemente echar los precursosres en uno de los baños del avión y dejar que la madre de satán hiciera su trabajo. De hecho, la mezcla se calentaría rápidamente a medida que el TPTA comenzara a formarse, y prontamente explotaría. Pero esto no sería muy potente, porque muy poco TPTA se habría formado para el momento de la explosión.

Le preguntamos a la profesora de Química de la Universidad de Rhode Island, Jimmie C. Oxley, quien tiene experiencia práctica con TPTA, si esta era una suposición razonable, y ella nos dijo que el simple hecho de lanzar los percutores juntos crearía "una reacción violenta", pero no una detonación.

Para liberar la energía necesaria para derribar un avión (bastante más dificl de lo que muchos imaginan, como lo demuestra el vuelo 243 de Aloha Airlines). es necesario sintetizar un montón de TPTA con cuidado.

Sentido Jack Bauer

Entonces el fabuloso explosivo líquido binario - es decir la mezcla repentina de peróxido de hidrógeno y acetona con ácido sulfúrico para crear una explosión que destruye-aviones, es inadmisible. Mientras tanto, la fabricación de TPTA en forma adelantada crea el riesgo que la misión fallará debido a la detonación prematura, aunque este sea el único acercamiento plausible.

Seguramente, si podemos imaginar un grupo de jihadists contrabandeando los productos químicos y el equipo necesarios a bordo, y que puedan preparar el TPTA en los servicios, entonces hemos pasado del reino de los blockbusters de acción a una comedia de enredos.

Debería ser un pequeño consuelo que los establecimientos de seguridad del Reino Unido y los EE. UU - "y los expertos de terrorismo" que los informan y engatusan billones de dólares de ellos para juguetes "oledores" de bombas y reconocimiento facial y analizadores de paso remotos similares equipos de alta tecnología frenológica - se han comprado el mito holywoodense del líquido de binario explosivo, y han actuado sobre ello.

Les damos un extraordianrio crédito a una colección de "quiero ser" jihadistas con excepcionalmente pobre idea de la mecánica de atacar un avión, cuya única esperanza de éxito habría sido un accidente puro. Habrían tenido que tener éxito a pesar de su propia ignorancia e incompetencia, y a pesar de estar bajo la vigilancia de la policía por un año.

Pero el mito holywodense del líquido binario explosivo ahora mueve gobiernos y dirige la política pública. Hemos reaccionado a un complot de película. Los líquidos ahora están prohibidos en las cabinas de los aviones (mientras que deberían hacerlo con los polvos blancos cristalinos, si es que los que están a cargo fueran serios sobre la seguirdad). Casi todo ahora debe ir en la carga, lugar en el cual cantidades adecuadas de explosivo pueden ser detonados fácilmente desde la cabina con teléfonos celulares, los cuales generalmente no están prohibidos.

Héroes de acción

La franquicia de al Qaeda desahogará su tazón de pestilencia y muerte. Sabemos esto porque lo hemos mirado innumerables veces por la TV y en las películas, tal como como nuestros funcionarios lo han hecho. Basado en su comportamiento, es razonable sospechar que todo lo que John Reid y Michael Chertoff saben sobre el contraterrorismo, lo aprendieron viendo a Bruce Willis, Jean-Claude Van Damme, Vin Diesel, y la Roca (cuyo palpable homoerotismo sería descortés enfatizar).

Esto es una pena que nuestra seguridad descanse en las manos de funcionarios del gobierno que entienden tan poco sobre el terrorismo como los payasos de Florida que necesitaron a su informador para sugerir guiones de ataque, como los bombarderos de Londres 21/7 que no hirieron a nadie, como el lunático "bombardero del zapato" Richard Reid, como los atacantes de gas nervioso de Forest Gate que no tenían ningún gas nervioso, como los imbéciles británicos que trataron de adquirir "mercurio rojo," y como los recientes terroristas del líquido binario que no tenían bombas de líquido binario.

Para un poco de verdadero terror, imagine a veinte tipos que entienden el operaciones de seguridad, que son pacientes, realistas, inteligentes, y dispuestos a morir, y quiénes saben lo que puede ser llevado a cabo con un alijo modesto de dimethylmercury.

Usted no oirá sobre estos tipos hasta que sea demasiado tarde. Nuestros protectores oficiales y decididores anuncian a los tontos que agarran porque no tienen nada de la gente de la que realmente deberíamos tener miedo. Ellos hacen la política basada en debilidades y locuras, y complots de Hollywood.

Mientras tanto, la verdadera cosa se dibuja cada vez más cerca.

2 Comments:

  • At 12:27 a. m., Blogger PoPo said…

    Muy cierto como acaba la entrada. Si realmente hubiese una amenaza o intento. Lo sabriamos cuando estuviesemos saltando en pedazos.

    Lo demas es ruido.

     
  • At 2:19 p. m., Anonymous Pol said…

    Excelente artículo; lamentable y patética realidad. En manos de estos payasos ke dicen defendernos tenemos la desgracia asegurada. Lástima ke no les toke a ellos mismos.
    Gracias otra vez por la información. ;)

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home