Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

miércoles, febrero 16, 2005

Reitero: ¡la paz de Medio Oriente no se ve por ningún lado!

Les juro que hay días en que quisiera escribir acerca de otras cosas. Por ejemplo, del cambio climático, o de la espiritualidad en la vida diaria, o del Tema de Temas. Pero simplemente no puedo ignorar las terribles señales y el Ruido de los tambores de guerra que suenan en Medio Oriente.

Para estas alturas estoy seguro de que ya se habrán enterado el último bombazo, esta vez en Líbano:



Brutal asesinato de ex premier del Líbano

BASSEM M. Y JOSEPH P. / AP

BEIRUT

El ex primer ministro Rafik Hariri, un multimillonario que lideró al Líbano tras concluir la guerra civil en 1990 pero que renunció en octubre tras una agria disputa con Siria, fue asesinado ayer al estallar un poderoso explosivo al paso de su caravana por el centro de Beirut.

Otras nueve personas murieron en la explosión y 100 fueron heridas, entre ellas un ex ministro de Economía. El atentado hizo temer que El Líbano, en relativa paz desde que concluyó la guerra civil, se encamina hacia otra sangrienta confrontación en su disputa sobre el papel de Siria, que tiene unos 15,000 soldados emplazados en el país.

La agencia noticiosa oficial del Líbano, citando un comunicado del hospital de la Universidad Americana, indicó que Hariri llegó muerto al centro médico. Su cuerpo quedó mutilado en la explosión.

Funcionarios de seguridad, que pidieron no ser identificados, dijeron que fueron usados unos 300 kilos de dinamita en el atentado. Los funcionarios dijeron ignorar si los explosivos fueron colocados en el automóvil donde viajaba Hariri, o a un costado de la calle.


¿No les parece interesantísimo que los medios y la opinión pública en general se apresuraron a vincular sutilmente a Siria en el asunto? Aunque otros no fueron tan sutiles...

En Washington, la Casa Blanca condenó el atentado y exigió una vez más que el pueblo libanés pueda vivir en un país ``libre de la ocupación siria''.

''Condenamos de la manera más enérgica esta matanza'', declaró el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, al presentar las condolencias de su país y del presidente George W. Bush.

''Esta muerte recuerda de una forma terrible que el pueblo libanés debe poder determinar su propio futuro político sin violencia ni intimidación y libre de la ocupación siria'', añadió el portavoz.

Un grupo previamente desconocido, que se denomina Respaldo y Yihad en Siria y en el Líbano, manifestó que había llevado a cabo el atentado. Indicó que se trató de un operativo suicida y que sería seguido por más ataques ''contra infieles, renegados y tiranos''. La atribución, que no pudo ser autenticada, apareció en un vídeo divulgado por el canal de satélite árabe Al-Yazeera. [...]

Así que los EU se apresuraron a vincular el atentado con Siria (país al que hace tiempo han señalado como parte del "Eje del Mal"), y casualmente un grupo previamente desconocido que lleva el fanatiquísimo nombre de "Respaldo y Yihad en Siria y Líbano" se adjudicó el crimen, aunque nadie pudo comprobar que el mensaje fuera auténtico. Mmmm...

Para entender lo que está pasando en Líbano, recurramos una vez más a mi amigo que me provee de citas del libro Psychological Warfare de Linebarger, que dice:

"La propaganda consiste en el uso plaenado de cualquier forma de comuniación diseñada para afectar las mentes y emociones de un grupo dado para un propósito específico.

"Tomando una lección de la teoría comunista, podemos decir que cualquier otra forma de comunicación masiva es operada para propósitos de propaganda SI NO HAY NINGÚN OTRO MOTIVO EVIDENTE. Los seres humanos hablan; les gusta hablar. Mucha plática privada es trivial - pero sólo un imbécil hablaría en una estación de radio por el placer de escucharse hablar a sí mismo. La propaganda es una presentación para un propósito; es el propósito el que lo hace propaganda, no la verdad o mentira de ella."


En otras palabras, si lo vemos en los medios, es porque a alguien le conviene que lo veamos. Hay una agenda y un resultado específico deseado atrás de cada evento (porque todo evento es un mensaje) y discurso cubierto por los medios. Es una lucha de poder, y en esta lucha no hay accidentes ni casualidades, y quienes dirigen el "espectáculo" están muy conscientes de que hay espectadores y de que lo que están observando va a surtir un efecto poderosísimo.

Volviendo al ataque terrorista de Líbano y la propaganda que lo rodea: antes de contestar la pregunta acerca de quién es el culpable, debemos preguntar ¿cuál es el resultado? El resultado, obviamente, es que Siria se convierte en el principal sospechoso y se incrementa la tensión al interior de Líbano, así como en su relación con Siria. La siguiente pregunta lógica es: ¿quién sale ganando si Siria y Líbano se encuentran en problemas? ¿Mmmm?

Tengo a mi lado otro libro buenísimo: Blaming the Victims [Culpando a las Víctimas], editado por Edward Said y Christopher Hitchens, que es básico para entender el conflicto palestino. En este libro, Said señala algo que debería de ser muy obvio pero que la propaganda (el Ruido) se ha ocupado de oscurecerlo al grado del absurdo. A pesar de que la creencia general es que los "terroristas" son sólo árabes fanáticos y nunca cristianos o judíos del "occidente democrático",

El hecho es que la mayoría, si no todos los estados utilizan trucos sucios, desde asesinatos y bombas hasta chantaje. (¿Recuerdan el auto bomba patrocinado por la CIA que mató a ochenta personas en el área civil de Beirut occidental a principios de 1984?). [Edward Said, p. 150]

¡Vaya! ¡Qué sorpresa! Esto le da una nueva perspectiva a la "Guerra contra el Terrorismo" y al 11-S, ¿no creen?

Sumen a esto que las agencias de inteligencia de los estados del mundo son, por definición, secretas, y expertas en el arte de la propaganda, del engaño, la mentira, y de "culpar a las víctimas". Tomen en cuenta además que los últimos "esfuerzos de paz" de Sharon y Condoleeza Rice son muy probablemente parte de la campaña de propaganda y un preludio para una nueva guerra, tal vez en Irán. Añadan a esto que a Siria y a Líbano no les conviene entrar en una nueva confrontación tomando en cuenta la agresividad con la que se han movido últimamente los EU e Israel, y la situación de desastre en el Iraq vecino. La conclusión es que quién sale ganando son el gobierno de Israel y sus aliados, los halcones de Washington.

Una de las agencias de inteligencia de mayor potencial para crear caos en el mundo es el Mossad. Si lo dudan, lean By Way of Deception, de Víctor Ostrovsky, ex agente de dicha organización israelí. Su lema es, como lo indica el libro, "Por Medio del Engaño Harás la Guerra". Lindo, ¿no?

Yo no soy el único que está sugiriendo la hipótesis de que el Mossad (¿o la CIA?) está atrás del asesinato de Hariri. Si visitan este sitio de noticias alternativas leerán, entre otras cosas, lo siguiente:

Como notamos ayer:

"Tres agentes del Mossad que podrían pasar por árabes cruzaron hacia Líbano y entraron la ciudad. Uno rentó un carro. El segundo conectó una serie de bombas al chasis, el techo, y los páneles de las puertas. El tercer agente lo estacionó sobre la ruta por la cual viajaba el "Príncipe Rojo" a su oficina cada mañana. Utilizando un horario preciso que Rafi Eitan había proveído, el carro fue dispuesto para explotar cuando el jefe Salameh de la OLP pasaba. En efecto, lo explotó en pedazos."

Eso fue en 1979. Hoy,

Enfrentémoslo, todas las características de una operación del Mossad están ahí. Como señala un artículo en el Economista de hoy:

"Algunos detectan el trabajo de un servicio de inteligencia - si no el de Siria, el de algún otro poder foráneo - en el método del ataque. Ciertamente, el tamaño y la sofisticación de la bomba sugiere que fue el trabajo de un grupo bien organizado y experimentado, o un gobierno. La explosión fue lo suficientemente grande para dejar un enorme cráter y romper ventanas a cientos de metros de distancia. Más aún, fue lo suficientemente sofisticado para eludir dispositivos de prevención, que el convoy del multimillonario Sr. Hariri siempre usaba al viajar, para protegerse de la activación de tales ataques. El Sr. Hariri, que hizo su fortuna en la construcción en Arabia Saudita, sabía que tenía muchos enemigos y tomó todas las medidas para contrarrestarlos que pudo."


No suena como el trabajo de un grupo terrorista hasta ahora desconocido.

Desde cualquier punto de vista, Hariri era uno de los pocos "hombres de paz" que quedaban en el Medio Oriente. [...]


¿Así cómo quieren que haya paz?


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home