Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

lunes, febrero 14, 2005

¿Paz en Medio Oriente? No creo.

Es increíble lo que uno lee en las portadas de los periódicos. Como el coro de una audiencia pagada, todos celebran el "tratado de paz" entre Israel y Palestina. No sé si los editores son ignorantes y nunca han abierto un libro de historia, si realmente creen sus mentiras, o si mienten al público de mala fe. Supongo que hay de todo.

Afortunadamente, no todo está perdido en el terreno del periodismo. Robert Fisk, por ejemplo, nos ha hecho un gran favor al mostrarnos la verdadera naturaleza de la nueva "paz":

No habrá paz en Medio Oriente sin justicia

Nadie mencionó ayer en ningún momento la ocupación. Como el sexo, tenía que ser censurado.

Por Robert Fisk

09 febrero 2005

[...] Los palestinos han prometido terminar todos los "actos de violencia" en contra de Israel mientras que Israel ha prometido terminar toda "actividad militar" contra los palestinos. Así que eso es todo. Paz en nuestro tiempo.

Un marciano - incluso un marciano bien educado - hubiera concluido que éste era el mensaje, suponiendo que cayera en el mundo de fantasía de Sharm el-Sheikh ayer. Los palestinos han estado cometiendo "violencia". Los isrealís han llevado a cabo operaciones "inocentes". "Violencia" palestina o "terror y violencia" - el último una frase más popular ya que lleva el estigma del 11 de septiembre 2001 - ahora llegaba a su fin. Mahmoud Abbas - que le dijo a un amigo cercano libanés que usaba traje y corbata para verse "diferente" a Yasser Arafat - siguió con todo esto. Exactamente qué gente estaba ocupando los hogares de qué otra gente permaneció un misterio.

De cabello plateado y con el peso de la sabiduría, Mahmoud Abbas aparentaba su parte. Teníamos que olvidar que éste era el mismo Abbas que escribió los Acuerdos de Oslo, quien en 1,000 páginas no utilizó - ni siquiera una vez - la palabra "ocupación", y quien habló no de "retiro" de territorio palestino, sino de "reubicación".

Nadie mencionó ayer en ningún momento la ocupación. Como el sexo, "ocupación" tenía que ser censurada de la narrativa histórica. Como es usual - como en Oslo - los asuntos reales fueron pospuestos para una fecha más tarde. Refugiados, el "derecho a regreso", Jerusalén del Este como capital palestina: tratemos eso más tarde.

Nunca antes nos hemos encontrado con tanta necesidad de la voz cáustica del Edward Said tardío. Los asentamientos - colonias judías para judíos, y solamente judíos, en tierra árabe - no fueron, por supuesto, discutidos ayer. Ni Jerusalén del Este. Ni el "derecho de regreso" de los refugiados de 1948. Estos son los "sueños no realistas" a los cuáles se referían los israelís ayer. [...]

Como las elecciones en Iraq - que también tuvieron lugar bajo ocupación foránea - las pláticas israelí-palestinas fueron históricas porque fueron "históricas". La secretaria de Estado de EU, Condoleezza Rice, "advirtió" a los palestinos que deben "controlar la violencia" pero no hubo, como es usual, ninguna petición de "controlar" la violencia del ejército israelí.

Porque el sine qua non de la ecuación fue que los palestinos eran culpables. Que los palestinos son la parte "violenta" - por tanto la advertencia de que los palestinos deben terminar la "violencia" mientras que los israelís terminarían meramente las "operaciones". Los palestinos, tal parece, son genéricamente violentos. Los israelís genéricamente respetuosos de la ley; éstos llevan a cabo "operaciones". Mahmoud Abbas participó de todo este sinsentido. [...]

Si vamos a aplaudir como los "hacedores de paz" de Sharm El-Sheikh ayer, más vale que nos demos cuenta de que a menos de que vayamos a resolver estos grandes asuntos de injusticia ahora, este nuevo acto de "hacer la paz" probará ser tan sangriento como Oslo. Pregúntenle a Mahmoud Abbas. Él fue el autor de aquél primer acuerdo fatal.


La paz en Medio Oriente es una ilusión, y sus eventos y discursos sólo parte del espectáculo - el ruido de las mentiras. Ariel Sharon no quiere la paz. ¿Cómo podríamos creer algo distinto después de lo que arrastra como pasado? ¿Nadie se acuerda que fue este mismo hombre quien fue señalado por una comisión del gobierno israelí como responsable "indirecto" de la masacre de refugiados palestinos desarmados en Sabra y Shatila en 1982? Éste es Sharon, el mismo que opina que "el mejor árabe es el árabe muerto".



Abbas, feliz, estrecha la mano de un criminal

Quizá hayan notado que mientras estos dos muchachos se hacían "amigos" (mírenles las sonrisas, ¡qué convincentes!), aquella mujer fatal que lleva el nombre de Condoleeza Rice se encontraba de gira en Medio Oriente y Europa estrechando más lazos de "cordialidad". Como si unos cuantos encuentros por aquí y por allá curaran las heridas que han sufrido Iraq y Afghanistán. Como si los más de 100,000 civiles muertos en Iraq volvieran a la vida. Como si el caos afghano pudiera borrarse, con todo y el incremento en producción de amapola desde que los EU se pasean por ahí. Como si la autoridad de la ONU, pisoteada por el imperio, resucitara milagrosamente.

O más bien: ¿no será que se están disculpando antes de cometer la siguiente barbaridad?

Porque no cabe duda de que Irán a la Guerra.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home