Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

lunes, marzo 13, 2006

Recordando a Madrid II

Viene de aquí

Kurt Nimmo, multicitado en este blog, añade algunas observaciones interesantes al caso 11-M:

Además del involucramiento directo e ignorado de la policía en los ataques de Madrid, existe una sospechosa conexión entre el marroquí Jamal Zougam, etiquetado en los medios corporativos como el "líder de la célula de al-Qaeda en España", y el clérigo musulmán Abu Hamza al-Masri y la mezquita de Finsbury Park de Londres. Abu Hamza al-Masri admitió durante su reciente juicio sobre cargos de terrorismo que "se había reunido muchas veces con oficiales de la policía y miembros del servicio de espionaje MI5," reportó Associated Press en febrero. Harun Rashid Aswat, supuestamente vinculado con los ataques de Londres, fue revelado como colaborador de la inteligencia británica en agosto pasado. Aswat estuvo involucrado con al-Masri y su grupo al-Muhajiroun (vean una foto de los dos juntos aquí). De acuerdo a John Loftus, un ex fiscal federal de EU, al-Muhajiroun fue utilizado "para reclutar militantes islamistas con pasaportes británicos para la guerra contra los serbios en Kosovo," como escribió el miembro del parlamento británico Michael Meacher para el Guardian en septiembre pasado.

Ocurre que al-Muhajiroun, y por tanto al-Masri, están conectados con la inteligencia británica, estadounidense, pakistaní y alemana, y trabajaron para la OTAN en Kosovo. Loftus dijo a Fox News (y es un milagro que Fox News lo reportara) que la "CIA estaba fundando la operación (en Kosovo) para defender a los musulmanes, la inteligencia británica estaba haciendo las contrataciones y el reclutamiento. Ahora tenemos muchos detalles sobre esto porque el Capitán Garfio (al-Masri), la cabeza de Al-Muhajiroun, (su) compañero era Bakri Mohammed, otro clérigo. Y en octubre 16, 2001, dio una detallada entrevista con al-Sharq al-Aswat, un periódico árabe en Londres, describiendo su relación entre la inteligencia británica y las operaciones de Kosovo y Al-Muhajiroun" (vean Michel Chossudovsky, ¿Sospechoso de Terrorismo de Londres 7/7 vinculado con la Inteligencia Británica?).

Aquí tenemos una conexión entre Jamal Zougam, el "líder de la célula de al-Qaeda en España", sospechoso de los ataques de Madrid, y operaciones de inteligencia británicas-norteamericanas-pakistaníes-alemanas. Es posible que la Unidad Central de Operaciones española trabajara con estas operaciones de inteligencia para crear terrorismo de falsa bandera, actos terroristas escalofriantemente similares a las operaciones Gladio vinculadas a la OTAN en Italia, muy notablemente las explosiones del 2 de agosto de 1980 en la estación de trenes de Boloña, donde murieron 85 personas y que fueron atribuidas al proto-fascista SISMI italiano (Servizio per le Informazioni e la Sicurezza Militare, o Servicio para la Inteligencia y Seguridad Militar). (...)

Ya sea que los sospechosos del 11-M hayan sido realmente quienes colocaron las bombas, trabajando para el gobierno español y/o alguno de los estados mencionados arriba, o que simplemente hayan cumplido con la función de proveer una historia oficial, dada la ausencia de terrorismo islámico verdadero (en cuyo caso encontraríamos a los culpables entre los enemigos del mundo árabe, por ejemplo el Mossad, que también dejó su huella en el 11-S), el hecho es que ya debería quedar claro que la mayoría de los ataques terroristas de los últimos años, si no es que todos, no han sido perpetrados por extremistas musulmanes, sino por extremistas del Nuevo Orden Mundial trabajando en los servicios secretos de diversas "democracias libres".

En efecto, el hecho de que los personajes mencionados arriba tengan conexiones con la inteligencia de muchas naciones, supuestamente independientes unas de otras, nos da a entender que si queremos identificar al monolítico y evasivo gobierno mundial que jala los hilos de la geopolítica, no debemos mirar a nuestros líderes, sino a los espías que se esconden bajo sus sombras.

Más sobre este último punto en una entrada futura de este humilde blog.

2 Comments:

  • At 3:42 p. m., Blogger Reva Doiss said…

    Suena lo suficientemente descabellado como para pensarlo cierto. No seria la primera vez, como tú dices, que la inteligencia "occidental" intenta este tipo de maniobras para provocar reacciones predecibles.

    En el muy específico caso español me podrías ayudar con el razonamiento y decirme qué hubiera ganado Aznar (si es que fue el gobierno de Aznar) con este ataque, ¿o la idea era de Estados Unidos para que España no se saliera de Irak al igual que el ataque de Londres?

    Saludos, te reviso al rato a ver si me respondiste.

     
  • At 5:26 p. m., Blogger Don Calladito said…

    Hola reva doiss.

    Sólo podemos plantear hipótesis acerca de los verdaderos motivos.

    En mi opinión, el hecho de que Aznar intentara en primera instancia vincularlo a ETA mientras que las 'pistas' fueron claramente plantadas para inculpar a musulmanes, sugiere que el gobierno español no estaba enteramente coordinado con los verdaderos culpables, sino más bien maniobrando sobre lo que ya había ocurrido.

    Además, el estilo de las 'pistas' plantadas fue casi idéntico a lo ocurrido el 11 de septiembre 2001, por lo que creo que lo más probable es que haya sido el mismo grupo, es decir, el Mossad en complicidad con los neocones de Estados Unidos.

    ¿Qué querrían lograr con ello? No sé, pero creo que es una buena posibilidad que tuviera que ver con las tropas de Irak. Probablemente también esperaban que el efecto sobre las elecciones fuera el contrario (a menudo un pueblo asustado se aferra a sus líderes). O tal vez, simplemente querían movilizar a la opinión pública europea en general a favor de la 'guerra contra el terrorismo'.

    Esas son mis hipótesis. Bien puedo estar equivocado.

    Saludos.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home