Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

martes, noviembre 08, 2005

Motines en Francia II

Ahora que Sarkozy ha optado por el toque de queda, resucitando una ley de 1955, veamos un poco más de contexto para entender mejor qué está pasando.

El periodista francés Thierry Meyssan escribe sobre el neoconservador Comité Norteamericano por una Europa Fuerte:

[...] Una «Europa Fuerte» quiere decir en realidad una Europa capaz de hacer el trabajo que hoy realizan en el mundo las tropas estadounidenses y de vencer toda resistencia antiglobalista en su propio continente.

Este Comité, que evitará intervenir demasiado abiertamente en la política de la UE, pidió inmediatamente a los «amigos de Norteamérica» que se encarguen de hacerlo en su lugar. Así, Arabia Saudita dijo «presente» para financiar las próximas campañas electorales de Nicolas Sarkozy (actual líder francés de una derecha neoliberal), en Francia, y permitir así a los neoconservadores eliminar a Dominique de Villepin. Medidas similares han sido tomadas con respecto a todos y cada uno de los grandes Estados de la Unión Europea.


Tomando esto en cuenta, el modo provocativo en que Sarkozy ha manejado los motines de la clase francesa desfavorecida y mayoritariamente de origen árabe cobra un nuevo sentido, mismo que refuerza lo que decíamos ayer.

Como siempre, la pregunta importante es: ¿Quién sale ganando?

Kurt Nimmo compara la situación de Francia con la Operación Gladio italiana, también conocida como "estrategia de tensión":

"El nombre "estrategia de tensión" indica el periodo más o menos de 1969 a 1974, cuando Italia fue golpeada por una serie de bombardeos terroristas, algunos de los cuales ocasionaron un gran número de muertes de civiles," escribe Claudo Celani. "Los autores eran extremistas de derecha maniobrados por las estructuras de inteligencia y militares que tenían el objetivo de provocar un golpe de estado, o un cambio autoritario, induciendo a la población a creer que las bombas eran parte de una insurgencia comunista." En 1992, el fiscal italiano Guido Salvini y el Comité del Parlamento sobre la Fallida Identificación de los Autores de las Masacres Terroristas determinaron que la estrategia de tensión era en efecto obra de neo-fascistas italianos y elementos dentro de una logia masónica secreta, llamada Propaganda Due.


(Por cierto que elementos de Propaganda Due estuvieron involucrados en la falsificación de evidencia para la guerra en Irak.)

Quizá algo puedan aprender los franceses de la historia italiana.

1 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home