Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

lunes, octubre 09, 2006

Ahora la tortura y el secuestro son legales en E.U. II

Viene de acá

Quizá recuerden que cuando el mundo se enteró de que la CIA opera una red mundial de prisiones secretas donde tienen detenidos a un número indeterminado de "terroristas" en condiciones obviamente menos que humanas, la Dama de las Tinieblas Condi Rice se apresuró a escupir una serie de mentiras macizas, como por ejemplo que E.U. no practica la tortura y siempre se apega a la ley.

Hace un mes, su patrón el Gran Decididor continuó con la escupidera como preparación para la aprobación de su nefasta "Ley de Comisiones Militares". Dijo el psicópata que esas prisiones secretas de la CIA efectivamente existen, pero que allí guardan sólo a un "pequeño número" de gente muy malvada, como por ejemplo a responsables de la planificación de los atentados del 11 de septiembre del 2001 (si de verdad tuviera a los responsables del 11-S en prisión, tendría al Mossad de Israel, a la CIA misma, a él mismo, a sus amigos neoconservadores y alguno que otro agente del ISI de Pakistán).

Dijo también que las técnicas de interrogatorio utilizadas han sido "duras" pero que no pueden considerarse tortura. Esa fue una curiosa elección de palabras, dado que esa misma frase ("técnicas duras pero no tortura"; ¿no les encantan los eufemismos?) fue explicada a finales del año pasado por fuentes de la CIA a ABC News.

Describen Técnicas Duras de Interrogación de la CIA

Fuentes dicen que las tácticas de la agencia llevan a confesiones cuestionables, a veces la muerte

Por Brian Ross y Richard Esposito

Nov. 18, 2005 - Técnicas duras de interrogación autorizadas por oficiales de alto rango de la CIA han llevado a confesiones cuestionables y a la muerte de un detenido desde que las técnicas fueron autorizadas por primera vez a mediados de marzo 2002, según se ha informado a ABC News por ex y actuales oficiales de inteligencia y supervisores.

Dicen que están revelando detalles específicos de las técnicas, y su impacto en las confesiones, porque el público necesita saber la dirección que la agencia ha elegido. (...)


Esto es curiosísimo. ¿La CIA decide espontáneamente informar al público en qué consisten sus "técnicas duras pero no tortura" que causan incluso la muerte? ¿Y luego Bush hace referencia a estas mismas "técnicas" y se aprueba una ley para facilitar su aplicación? ¿Por qué? Mmh... ¿No será amenaza? Es decir, en lugar de ocultar lo que hacen, parece que han decidido mejor sacarlo a la luz para aterrorizar a la gente y desanimar a los críticos y opositores. Es, a fin de cuentas, una técnica psicopática que los Nazis utilizaron sobre los mismos alemanes: sembrar terror encarcelando o asesinando a opositores como ejemplo para el resto, hasta que, si no por convicción, entonces por miedo siguieran a Hitler. ¡Y funcionó!

Veamos, pues, en qué consisten estas interrogaciones "duras pero no tortura" con las que nos amenazan:

1. El agarre de atención: El interrogador agarra con fuerza el frente de la camisa del prisionero y lo sacude.
2. Cachetada de atención: Una cachetada con la mano abierta para causar dolor y miedo.
3. Cachetada al estómago: Una cachetada dura con la mano abierta al estómago. El fin es ocasionar dolor, pero no heridas internas. Los doctores consultados sugirieron no utilizar puñetazos, que podrían ocasionar daño interno.


¡Qué considerados!

4. Tiempo prolongado de pie: Esta técnica es descrita entre las más efectivas. Los prisioneros son forzados a permanecer de pie, esposados y con los pies encadenados al piso por más de 40 horas. Cansancio extremo y la falta de sueño son efectivos para que se den confesiones.

¡No se preocupen de si las confesiones son ciertas o no! (Si a mi me dejan sin dormir menos de mis 8 horas diarias les confieso hasta que soy la abuelita de Osama.)

5. La celda fría: El prisionero queda de pie desnudo en una celda a aproximadamente 10 grados C. El prisionero es rociado con agua fría.
6. Tabla al agua: El prisionero está atado a una tabla inclinada, pies arriba y cabeza ligeramente por debajo de los pies. Se amarra celofán alrededor de la cara del prisionero y se echa agua sobre él. Inevitablemente, el reflejo entra y un aterrador miedo de ahogarse lleva a promesas casi inmediatas para detener el tratamiento.


Y esto es sólo de lo que nos enteramos acerca del "tratamiento". ¿De qué no nos enteraremos?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home