Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

jueves, abril 13, 2006

El significado creativo del sufrimiento

Encontré en el texto del psicólogo polaco Andrew M. Lobaczewski un fragmento que se relaciona íntimamente con lo que hace un par de semanas trataba de explicar en mi mensaje sobre La Playa.

A continuación les traduzco el fragmento, mismo que aparece citado en el libro 9 11, The Ultimate Truth.

Desde que las sociedades humanas y civilizaciones han existido en nuestro planeta, la gente ha deseado tiempos felices llenos de tranquilidad y justicia, que permitirían a cada hombre pastorear sus ovejas en paz, buscar verdes valles, arar sus campos, y construir casas y palacios. Los seres humanos desean paz de modo que puedan acumular beneficios y disfrutarlos o disfrutar los beneficios acumulados por sus padres. Quieren observar a sus hijos crecer, viajar un poco, crear algo para que las generaciones futuras los recuerde, y demás.

Desde tiempos inmemorables, el hombre ha soñado con una vida en la que sus esfuerzos de acumular beneficios pueda ser culminada con descanso para disfrutar de esos beneficios. Aprendió a domesticar animales para acumular más beneficios, y cuando eso ya no fue suficiente para satisfacer sus necesidades, aprendió a esclavizar a otros seres humanos simplemente porque era más poderoso y podía hacerlo.

Los sueños de una vida feliz de "más beneficios acumulados" para disfrutar, y más tiempo libre para disfrutarlos, dieron origen a la fuerza sobre otros, una fuerza que deprava la mente de su usuario. Es por eso que los sueños del hombre de felicidad no se han vuelto realidad a través de la historia: el punto de vista hedonista de la "felicidad" contiene las semillas de su miseria. El hedonismo, la aspiración a la acumulación de beneficios con el puro propósito del disfrute personal, alimenta el ciclo eterno donde los buenos tiempos llevan a malos tiempos.

Durante los buenos tiempos, la gente pierde de vista la necesidad de pensar, introspección, conocimiento de otros, y un entendimiento de la vida. Cuando las cosas son "buenas", la gente se pregunta si vale la pena reflexionar acerca de la naturaleza humana y los defectos en su personalidad (la de uno mismo, o la de otro). En buenos tiempos, generaciones enteras pueden crecer sin el entendimiento del significado creativo del sufrimiento ya que jamás lo han experimentado ellos mismos. Cuando todas las alegrías de la vida están allí para ser tomadas, el esfuerzo mental para entender la ciencia y las leyes de la naturaleza - adquirir conocimiento que pudiera no estar directamente relacionado con acumular cosas - parece ser una labor que no tiene caso. Ser "sano mentalmente", y positivo - una buena persona que jamás pronuncia una palabra descorazonadora - es visto como una cosa buena, y cualquiera que predice consecuencias nefastas como resultado de tal despreocupación es etiquetado un miedoso o aguafiestas.

La percepción acerca de la verdad acerca de la realidad, especialmente un verdadero entendimiento de la naturaleza humana en toda su gama y permutaciones, deja de ser una virtud a ser adquirida. Quienes dudan y reflexionan son "entrometidos" que no pueden dejar en paz lo que está bien. "No lo compongas si no está descompuesto." Esta actitud lleva a un empobrecimiento del conocimiento psicológico incluyendo la capacidad de diferenciar las propiedades de la naturaleza y personalidad humanas, y la habilidad de formar mentes saludables creativamente.

Por tanto, el culto al poder suplanta los valores mentales y morales tan esenciales para mantener la paz por medios pacíficos. El enriquecimiento de una nación o la involución en relación a su visión psicológica del mundo podrían ser considerads indicadores de si su futuro es bueno o malo.

Durante los buenos tiempos, la búsqueda del significado de la vida, la verdad acerca de nuestra realidad, se vuelve incómoda porque revela factores inconvenientes. La eliminación inconsciente de datos que son, o parecen ser, inoportunos, comienza a ser habitual, una costumbre aceptada por sociedades enteras. El resultado es que cualquier proceso de pensamiento basado en tal información truncada no puede generar conclusiones correctas. Esto después lleva a la sustitución de mentiras convenientes a uno mismo para reemplazar verdades incómodas, por tanto acercando a los límites de fenómenos que deberían ser vistos como psicopatológicos. (Andrew M. Lobazcewski, Ponerología: Una ciencia sobre la naturaleza del mal ajustado para fines políticos, citado en 9 11, The Ultimate Truth, páginas 36, 37)


Cuán cercanas son estas palabras, en esencia, a lo que Gurdjieff decía acerca del sufrimiento consciente, y a lo que Don Juan Matus decía acerca de los pinches tiranos.

Y cuán apropiado es este tema para estos días en que se celebra la crucifixión de Cristo (independientemente de si fue un hecho histórico o no).

5 Comments:

  • At 3:24 a. m., Blogger Mocosillo said…

    Excelente post. Son cosas que uno ve o sabe que suceden pero el señor este a logrado intelectualizarlo y verbalizarlo de buena manera.

     
  • At 2:26 a. m., Blogger Víctor Manuel Ramos said…

    Saludos. Son muy energéticas esas palabras. Sacuden algo. Es porque en la comodidad existe también la complacencia. Sin embargo, no llego hasta el punto que sugiere tu título y parte del escrito, de que sea necesario el sufrimiento para la creatividad. El sufrimiento siempre existe, aún en la comodidad. Es otro tipo de sufrimiento, pero existe, y no creo que ese mero hecho engendre vitalidad o creatividad. De la manera que lo veo se trata más bien de la actitud que uno tiene ante el sufrimiento.

     
  • At 10:59 a. m., Blogger Don Calladito said…

    Hola Víctor Manuel. Tú lo haz dicho muy bien:

    "Se trata más bien de la actitud que uno tiene ante el sufrimiento."

    Gurdjieff deja en claro este punto: el tipo de sufrimiento que es útil es el sufrimiento CONSCIENTE. De lo contrario, sufriendo o no, seguimos tan 'dormidos' como siempre.

    Ahora, ¿es necesario sufrir para 'despertar'? No sé si siempre lo sea, pero me da la impresiń de que hay algunas situaciones clave en que sí que lo es. En todo caso, yo pienso que la prioridad debería ser abrir los ojos; no alejarse del sufrimiento a toda costa.

    Saludos y gracias por los comentarios a Víctor y a Espantadrilo.

     
  • At 1:10 a. m., Blogger hombresabio said…

    Saludos. De mí parte esta bien la iniciativa, recomiendo ubicar datos estables es decir que son de origen axiomatico y que a traves de los miles de años han regido al universo, sin que la gran mayoria de nuestro tiempo terrenal halla dado la oportunidad de que el hombre honesto tenga acceso a un modo de vida mejor que lo que podemos observar por nosotros mismos a diario en nuestro entorno. Les ofrezco algo de luz : www.scientology.com , lean a L. Ronald Hubbard y descubran por ustedes mismos la trampa.

     
  • At 11:18 a. m., Blogger Don Calladito said…

    Saludos, hombresabio.

    Debo manifestar mi desacuerdo, respetuosamente. Por lo que he leido hasta ahora, parece que el sr. Ron Hubbard simplemente creó un sistema de creencias tomando prestadas ideas de muchos otros sistemas con el fin de hacer negocio de ello. Ex miembros de la cienciología reportan que uno no puede subir en la escala jerárquica de la organización a menos que tengo el billete necesario. Más aún, los desacuerdos y puntos de vista diferentes no son tolerados.

    O al menos eso es lo que he leido de varios testimonios independientes.

    De cualquier modo, gracias por el comentario.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home