Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

viernes, marzo 17, 2006

La Playa

(O de la renuncia a un paraiso ficticio como via para despertar a la realidad y abrir el corazón)


¿Vieron esa película de Danny Boyle, amables lectores?



A riesgo de echárselas a perder si no la han visto, se las resumo (si prefieren verla, más vale que dejen de leer ahora, la vean, y entonces regresen):

Un muchacho estadounidense recorre el sureste de Asia mochila al hombro. Luego de unirse a una pareja de franceses, obtienen el mapa de una semi-mítica playa escondida en una isla paradisiaca, libre de gente, turistas y civilización. Una vez allí, descubren que en la isla habita una comuna formada por jóvenes europeos que decidieron quedarse a vivir en su lugar perfecto y dedicar sus vidas a pescar, jugar futbol o criquet, bucear y asolearse. La ideología del grupo es sencilla: evitar a toda costa que otros encuentren su paraíso y lo estropeen. Es, en un par de palabras, hedonismo extremo.

Como es de esperarse, la utopía no dura mucho tiempo. Un día, un par de pescadores escandinavos de la comuna son atacados por un tiburón. Uno de ellos está al borde de la muerte, pero la jefa del grupo está tan decidida a no revelar la ubicación de la isla, que prohibe que lo lleven en lancha a un doctor. Poco después, su misma rigidez termina por destruir la comuna entera.

Esta historia es fascinante porque trata un conflicto fundamental del ser humano y la posibilidad del desarrollo del espíritu. El conflicto es: ¿qué es preferible, defender a como de lugar nuestros paraisos personales, o abrirnos a la árida realidad donde reconocemos nuestros defectos, las injusticias, y el sufrimiento de los demás?

Ustedes dirán que no necesariamente hay que renunciar al paraiso para abrirnos a la realidad. Yo contesto que eso depende de qué tan en serio se tome una u otra opción. Es decir, llega un punto en que si las cosas se llevan lo suficientemente lejos, nos veremos forzados a decidir cuál es nuestra prioridad: paraíso o realidad.

Quiero añadir, además, que estoy convencido que el Universo tiende naturalmente a equilibrar las experiencias positivas con las negativas, manifestándose ya sea en nuestras propias vidas o en las de otros, ahora o más tarde, y por ello, esperar vivir colmados de dicha y placer es simplemente una fantasía. (Y quien lo olvide, sólo tiene que recordar que es ya un hombre muerto.)

El mundo, visto objetivamente, está repleto de carencias y dolor. De modo que si alguien quiere vivir en su paraiso privado sin ser molestado por noticias de guerras, enfermedades o pobreza, forzosamente tiene que evadirse y olvidarse de por lo menos la mitad de la Creación. Y es justamente en este cerrar de ojos que perdemos lo que nos hace humanos en lo más fundamental: la capacidad de abrir el corazón y sentir empatía por los demás.

La voluntad de vivir en absoluta dicha y placer, ignorando a los demás, tarde o temprano nos va a traer problemas, pero más importante aún, nos seca el corazón, del mismo modo en que los habitantes de la isla preferían ignorar a su compañero herido de muerte que tenderle la mano y sacrificar su estilo de vida por él.

He aquí una sencilla verdad: Para despertar nuestra alma, tenemos que abrirnos al sufrimiento de lo demás. Es en esta apertura que inicia la posibilidad de desarrollo espiritual, porque sólo la empatía es suficientemente poderosa para motivarnos a cambiar nuestros propios defectos. A la luz de esto, resulta aberrante que ciertas doctrinas, como por ejemplo las de la Nueva Era, afirmen que el desarrollo espiritual es exactamente lo contrario: ¡ver sólo lo que nos gusta, con la esperanza de que nuestra mente materialice esa agradable realidad! Estas gentes son esencialmente iguales a los habitantes de la isla: ¡disfruta de tu paraiso y no permitas que la verdad te interrumpa!

Es a la luz de esto que cierto símbolo utilizado por el cristianismo cobra un nuevo sentido: el corazón atrapado en una corona de espinas. No crean que ahora las estoy predicando cristianismo - de hecho yo soy una de las personas más herejes que conozco. El punto es que el carácter sagrado de tal corazón radica precisamente en su capacidad de acompañar en su sufrimiento a esa mitad del Universo que sufre. Más aún, si el corazón no sangra, no existe posibilidad de extender la mano a quienes la necesitan.

Y esa es la razón por la que insisto en publicar y comentar las mentiras, las injusticias y los horrores de este mundo, una y otra vez, en esta bitácora. Porque si ignoramos esa realidad, tarde o temprano nos convertiremos en tiranos, y tiranos ya hay muchos...

Iraquíes dicen 11 miembros de una familia mueren en ataque EEUU

TIKRIT, Irak (Reuters) - Once miembros de una familia iraquí murieron el miércoles en una incursión militar de Estados Unidos, dijeron la policía y testigos.

El Ejército estadounidense informó de que dos mujeres y un niño murieron durante una operación para capturar a un miembro de Al Qaeda en una casa.

Las imágenes de televisión mostraron 11 cadáveres en la morgue de Tikrit -cinco niños, dos hombres y cuatro mujeres-. Un fotógrafo independiente vio luego cómo enterraban los cadáveres en Ishaqi, una ciudad situada a 100 kilómetros al norte de Bagdad, donde ocurrió la redada.

(...)

ESCOMBROS

El mayor de la policía iraquí Ali Ahmed dijo que las fuerzas estadounidenses se apostaron temprano en el techo de una casa y dispararon a sus 11 ocupantes, incluyendo a los cinco niños.

"Después de dejar la casa, la volaron", añadió.

Otro policía, el mayor Faruq Husein, dijo que todos los cuerpos tenían heridas de bala en la cabeza.

Las imágenes de la casa atacada mostraban que el edificio fue reducido a escombros, junto a los restos de un camión cercano.

La policía iraquí dijo que el Ejército de Estados Unidos ha solicitado una reunión con los líderes tribales locales.

Las fotografías del funeral mostraron a hombres llorando junto a los cuerpos de los niños envueltos en sábanas y apilados cerca de tumbas recientemente excavadas.

La policía de la provincia de Salahaddin, el centro de la insurgencia árabe suní y la región donde nació Sadam Husein, ha criticado frecuentemente las tácticas empleadas por los soldados estadounidenses en la zona.

En enero, un ataque aéreo estadounidense contra una casa en Baijí, más al norte, mató a varios miembros de una familia.

En diciembre pasado, aviones militares de Estados Unidos lanzaron dos bombas en un poblado, también en la región, matando a 10 personas. El Ejército estadounidense dijo que las personas eran sospechosas de colocar bombas en los caminos.

3 Comments:

  • At 11:13 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Me ha llamado mucho la atención su sentido y siempre inteligente post, amigo Don Calladito. Y es que, no hace mucho tiempo, comentaba con un amigo, uno de esos con una sabiduría fuera de lo común, la película La Playa, en la cual, cabe decirlo, existe una sociedad matriarcal. Así pues, luego de plantear varias disyuntivas con relación a ello, él concluyó tajantemente: "Si el tirano de la comuna hubiese sido un 'él' y no una 'ella' no habría disparado el revólver. La mujer, para conservar el poder, renuncia a muchos más escrúpulos que el hombre". Y yo, yo nada más sigo pensando, aunado a la reflexión con que continúas en tu texto, me pregunto si será cierta aquella conclusión, y también cómo demonios hago para, todos los días, renunciarme un poco a mí mismo y pensar en los demás.
    Lo intento.
    Sigo intentándolo.
    Un abrazo grande del Dios de Allen.

     
  • At 12:56 p. m., Blogger Don Calladito said…

    ¡Como siempre, es un placer recibir un comentario de mi amigo Dios de Allen! :-)

    Yo opino que tirano o tirana no harían gran diferencia en la capacidad de maldad. Tal vez en el estilo, pero no en lo lejos que puedan llegar. Puedo pensar en casos de maldad o bondad extrema para ambos géneros.

    Aunque por otro lado, recuerdo que, de acuerdo a estadísticas, la psicopatía (la ausencia de conciencia moral que permite cometer los peores crímenes, diagnosticada clínicamente) ocurre con mayor frecuencia en hombres que en mujeres. ¿O me equivoco? Eso sugeriría que si el tirano hubiera sido un él, entonces más probablemente hubiera jalado el gatillo.

    Yo también sigo intentando renunciar un poco a mí para dar a los demás - no siempre con mucho éxito, por desgracia.

    Saludos y un abrazo. Y feliz cumpleaños, muy atrasado.

     
  • At 8:04 p. m., Blogger Mr. Shang said…

    Estimado Don Calladito, insiste usted en hacernos reflexionar sobre temas más allá de lo mundano.
    Pienso que la temática planteada por "La Playa" se envuelve en una lucha semántica... eso es de valores humanos fundamentales expresados según un significado... el significado de estos valores es lo que devenga en las acciones de nosotros los humanitos.
    Curiosamente interesante es la ficción de Orwell en "1984" donde hay una manipulación del lenguaje, las palabras y su significado. Una manipulación semántica y por consiguiente de los valores (emociones, sentimientos y acciones) de la gente.

    Un abrazo a la distancia.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home