Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

martes, mayo 17, 2005

De "Misión Cumplida" a la Tortura

Con el ánimo de decirle la Verdad al Poder, examinemos una muestra de la realidad del Imperio Estadounidense. Robert Fisk escribe:

La vergüenza de Estados Unidos de América, dos años desde "Misión Cumplida"

Por Robert Fisk - 08 mayo 2005

Dos años después de "Misión Cumplida", cualquier estatura moral que Estados Unidos pudiera reclamar al final de su invasión de Iraq ha sido disipada desde hace mucho con la tortura y el abuso y las muertes en Abu Ghraib. Que el símbolo de la brutalidad de Saddam Hussein haya sido convertida por sus propios enemigos en el símbolo de su propia brutalidad es un epitafio singularmente irónico para toda la aventura de Iraq. Todos hemos sido contaminados por la crueldad de los interrogadores y los guardias y los comandantes de prisión.

Pero esto no es sólo acerca de Abu Ghraib. Hay claras y provadas conexiones ahora entre los abusos en Abu Ghraib y la crueldad en la prisión Bagram de los estadounidenses en Afghanistán y la Bahía de Guantánamo. Curiosamente, la General Janis Karpinski, el único oficial de alto rango de EU enfrentando cargos por Abu Ghraib, admitió ante mi un año antes cuando visité la prisión que ella había estado en Guantánamo, pero que en Abu Ghraib no se le permitió asistir a las interrogaciones - lo que parece extraño.

Una gran cantidad de evidencia ha sido establecida ahora sobre el sistema que los estadounidenses han creado para maltratar y torturar prisioneros. He entrevistado a un palestino que me dio evidencia convincente de violación anal con palos de madera en Bagram - por los estadounidenses, no los afghanos.

Muchas de las historias que ahora vienen de Guantánamo - la humillación sexual de prisioneros musulmanes, su encadenamiento a asientos en los que tienen que defecar y urinar, el uso de pornografía para hacer sentir a los prisioneros musulmanes impuros, las interrogadoras que usan poca ropa (o, en un caso, simularon embarrar sangre menstrual en la cara de un prisionero) - son una verdad crecientemente probada. Iraqís que he interrogado largamente por muchas horas, hablan con candor de golpes espantosos de interrogadores militares y civiles, no sólo en Abu Ghraib sino en bases de EU en otros lados de Iraq.

En el campamente estadounidense fuera de Fallujah, los prisioneros son golpeados con botellas de plástico llenas de agua que se rompen, cortando la piel. En Abu Ghraib, perros de prisión han sido utilizados para asustar y morder a los prisioneros.

¿Cómo empezó esta cultura de podredumbre en la "guerra contra el terrorismo" de Estados Unidos? ¿La injusticia institucionalizada de la que hemos sido testigos a través del mundo, las viles "rendiciones" en las que los prisioneros son embarcados a países donde pueden ser quemados, electrocutados o, en Uzbekistán, cocinados vivos en grasa? Como Bob Herbert escribió en el New York Times, lo que parecía sorprendente cuando las primeras imágenes de Abu Ghraib emergieron es ahora rutina, típica del abuso que ha "permeado a las operaciones de la administración Bush".

Amnestía [Internacional], en un documento escalofriante de octubre, rastreó la influencia de los memos del Secretario de Defensa Donald Rumsfeld en el sistema de interrogación de prisioneros y el traicionero fraseo de la autorización de la tortura. En agosto 2002, por ejemplo, tan sólo unos pocos meses después de que Bush hablara bajo el letrero de "Misión Cumplida", un reporte del Pentágono señaló que "para respetar la autoridad constitucional inherente del Presidente para dirigir una campaña militar, [la ley de EU que prohíbe la tortura] debe ser interpretada como no aplicable a interrogacoines llevadas a cabo bajo la autoridad del Comandante en Jefe". ¿Qué es esto si no un permiso de Bush para torturar? [...]

Con una insurgencia creciendo cada vez más agresiva e incontrolable, el vacío de la tonta presunción del Sr Bush es evidente. La verdadera misión, tal parece, era institucionalizar la crueldad de los ejércitos occidentales, manchándonos para siempre con la depravación de Abu Ghraib, Guantánamo y Bagram - sin mencionar las prisiones secretas que ni siquiera la Cruz Roja puede visitar y en las cuales quién sabe qué canallada se lleve a cabo. ¿Cuál, me pregunto, es nuestra próxima "misión"?


Es interesante notar que el discurso de "Misión Cumplida" al que hace referencia Fisk fue un espectáculo montado al estilo Hollywood (¿vieron Top Gun?) sobre un portaaviones estadounidense, donde el Sr Bush apareció vestido de piloto. Fue algo tan ridículo e irreal que tocó lo surrealista. Tan falso fue, que apropiadamente ahora hay un muñeco de acción de Bush:



El muñeco tiene más alma que el original


Me pregunto si, en su desapego de la realidad, el Sr Bush se pensará como un heroico y valeroso guerrero.

Me pregunto cuántos ciudadanos de EU lo imaginarán así.

Pero la verdadera cara del Imperio Estadounidense tiene un aspecto muy distinto. Hela aquí:



Abu Ghraib


En cuanto a que la invasión a Iraq haya terminado, tengo mus dudas.

Iraq es una sangrienta tierra de nadie. Estados Unidos no ha podido ganar la guerra. ¿Pero la ha perdido?

Diez tropas de EU fueron muertas en combate a través de Iraq la semana pasada. La lucha es ahora sostenida y feroz. Patrick Cockburn, ganador del premio de periodismo Martha Gellhorn, reporta desde el frente de batalla de la guerra contra el terrorismo de Estados Unidos de América.

15 de mayo 2005

Iraq es una sangrienta tierra de nadie. Estados Unidos no ha podido ganar la guerra. ¿Pero la ha perdido?

Y en Afghanistán, los talibanes se levantan una vez más para la temporada de pelea.

"El campo de batalla es un gran lugar para los mentirosos", dijo una vez Stonewall Jackson al ver el resultado de una batalla en la guerra civil norteamericana.

El gran general quiso decir que la confusión de la batalla es tal que cualquiera puede declarar lo que sea durante una guerra y esperar salirse con la suya. Pero incluso para los estándares de otros conflictos, Iraq ha sido particularmente fértil en mentiras. Según las declaraciones del Presidente George Bush, la guerra debió haberse terminado hace mucho desde su infame discurso de "Misión Cumplida" el 1 de mayo de 2003. De hecho, la mayor parte de los 1,600 muertos de EU y los 12,000 heridos se convirtieron en bajas en los siguientes dos años.

La feroz resistencia encontrada la semana pasada por la fuerza de combate de 1,000 marines de EU intentando luchar hacia adentro de las aldeas alrededor de los pueblos de Qaim y Obeidi en Iraq occidental muestra que la guerra está lejos de terminarse. Hasta ahora nueve soldados han muerto en la campaña de una semana, mientras que otro soldado de EU fue muerto y cuatro heridos en Iraq central el viernes. Mientras tanto, un coche bomba dirigido contra una estación de policía explotó en Baghdad central ayer, matando al menos a cinco iraqís y e hiriendo a 12. [...]

Irónicamente, la extensión del fracaso de EU de controlar Iraq está encubierto por el hecho de que es muy peligroso para los medios extranjeros aventurarse fuera de Baghdad central. Algunos se han retirado a la supuesta seguridad de la Zona Verde. El Sr Bush puede decir que si no hay noticias entonces eso es buenas noticias, pero de hecho lo precisamente contrario es la verdad. [...]


En la imaginación de Bush la guerra concluyó el 1 de mayo del 2003 en un acto donde él fue el héroe protagonista. En la realidad, la guerra, la muerte y la tortura que él y sus cómplices plantaron dan sus horribles frutos. Les dije que en la fantasía no hay amor.



0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home