Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

martes, mayo 30, 2006

Haditha. Kabul.

Dos amargos recordatorios de lo que se trata la guerra.

Sábado 27 de mayo de 2006

- Dos docenas de civiles, entre ellos mujeres y niños, aniquilados; hubo encubrimiento

Investigación militar concluye que marines perpetraron matanza "metódica" en Irak

ANDREW BUNCOMBE THE INDEPENDENT

Washington, 26 de mayo. Una investigación militar concluyó que marines estadunidenses perpetraron la matanza "metódica" de dos docenas de civiles iraquíes, incluidos mujeres y niños, lo que podría ser el peor incidente de este tipo desde la invasión de 2003.

El Pentágono dijo inicialmente que los iraquíes fueron muertos por una bomba de los insurgentes. Una investigación separada se dedica a esclarecer si hubo labor de encubrimiento de los hechos.

Los resultados obtenidos por el Servicio de Investigación Criminal Naval no han sido publicados, pero oficiales que hablaron sobre el tema afirmaron que ni un solo civil murió a causa de la explosión, y que los marines nunca enfrentaron fuego hostil.

Los asesinatos ocurrieron en noviembre pasado en Haditha, ciudad al noroeste de Bagdad considerada bastión insurgente. Los primeros reportes sobre las muertes que salieron del Pentágono afirmaban que un marine y 15 civiles fallecieron al estallar una bomba en el camino.

Ahora todo indica que el marine murió en la explosión y sus compañeros penetraron en el área poblada; mataron a tiros a cinco hombres que estaban parados junto a un taxi, ingresaron al menos a dos hogares, en los que había mujeres y niños, donde continuaron los asesinatos.

"No fue un exabrupto, sino una operación sostenida, quizá hasta por un lapso de cinco horas", aseguró un funcionario del Pentágono a The New York Times.

El ejército se vio obligado a investigar después de que un video, grabado por un joven sobreviviente del incidente, fue enviado al semanario Time.

El contenido de la cinta sugería que algo muy distinto a la historia oficial había ocurrido. Por lo pronto, tres marines implicados han sido retirados de sus funciones mientras continúan las investigaciones.

Activistas antiguerra afirmaron este viernes que las conclusiones de la investigación ponen en tela de juicio los reportes que hablan de la muerte de "insurgentes", pues siempre cabe la posibilidad de que los muertos hayan sido, en realidad, civiles.

Andrew Murray, presidente del movimiento Stop the War Coalition, dijo: "Está claro que lo que ocurrió en Haditha es un crimen de guerra. Sería iluso pensar que éste es el primer crimen de guerra cometido en los últimos tres años durante la ocupación de Irak. Debe darse por sentado que hay más de estos casos".

Jeff Leys, vocero del grupo antibélico estadunidense Voices in the Wilderness, afirmó que él estaba en Irak cuando supo de las muertes de civiles en circunstancias confusas, y señaló: "Esto provoca serias dudas en mi mente".

Las muertes en Haditha son sólo el más reciente de numerosos incidentes bajo investigación militar. Los marines también están siendo indagados por asesinatos cometidos a principios del presente año en Fallujah.

El año pasado, el ejército estadunidense decidió no presentar cargos contra un marine que mató de un disparo a un insurgente desarmado en Fallujah, en noviembre de 2004, incidente que fue filmado por un camarógrafo de la televisora NBC.

El Pentágono rechazó comentar las investigaciones de estos posibles crímenes de guerra, pero a principios de esta semana el general Michael Hagee viajó por vía aérea a Irak para hablar con las tropas, aparentemente debido a la preocupación provocada por las pesquisas.

"Muchos de nuestros marines han estado en situaciones de vida o muerte en combate o han sido testigos de la muerte de sus colegas. Los efectos de estos hechos pueden actuar como anestesia. Existe el riesgo de volverse indiferente a la pérdida de la vida humana y de cometer actos que nos traerán la deshonra", dijo Hagee.

El Pentágono sostiene que no contabiliza los civiles muertos en Irak. Un estudio publicado hace 18 meses en la revista médica The Lancet sugirió que más de 100 mil civiles habían muerto. El general Tommy Franks, comandante en jefe durante la invasión estadunidense, dijo de manera célebre: "No contamos los cuerpos".

Muchos veteranos han hablado de los brutales efectos de una guerra. Hart Viges, quien estuvo en la 82 División Aerotransportada y prestó servicio en Bagdad y Fallujah, afirmó que los soldados son obligados a enfrentar situaciones imposibles.

En una ocasión, dijo, se dio a los soldados orden de disparar contra todos los taxis de la ciudad de Samawa porque, durante la invasión, la comandancia creía que las fuerzas iraquíes se trasladaban en taxi.

Viges aún tiene pesadillas. "Uno no puede lavarse las manos si están cubiertas de sangre. Las heridas continúan. Es lo que la guerra hace a tu alma, a tu humanidad".

Otro veterano, Jody Casey, dijo a la BBC que su unidad recomendaba a los soldados llevar siempre palas, para así poder "plantarlas" en los cadáveres de sus víctimas civiles para que pareciera que murieron mientras trataban de enterrar una bomba al lado del camino.

"He visto matar a gente inocente. Hay bombas caseras que uno ve explotar, y en un segundo ya está matando a un granjero que simplemente se acerca a uno en ese momento. Va uno conduciendo a las tres de la mañana. De pronto aparece un hombre a un lado del camino. Simplemente le disparas y le avientas una pala encima".




Despliegue de tanques de guerra y militares en Kabul ante protestas.

Kabul, 30 may - Tanques de guerra y militares patrullan fuertemente hoy esta capital escenario de las mayores protestas y demostraciones de los habitantes contra Estados Unidos desde su invasión y ocupación de Afganistán en noviembre del 2001.


Los graves disturbios, con al menos 14 civiles afganos muertos y más de 110 heridos, se iniciaron a raíz de un accidente de tráfico provocado por las tropas del Pentágono.


Sin embargo, la agencia de noticias nacional Pajhwok reportó que al menos 20 personas murieron en los disturbios tras el accidente por disparos de militares estadounidenses y de la policía afgana.


Un toque de queda en Kabul transcurrió sin incidente alguno, señaló a la prensa el general Zahir Azimi, portavoz del Ministerio de la Defensa.

Azimi precisó que el ejército tiene el control de la ciudad con tanques en misiones de seguridad por primera vez y hay dos mil soldados en sitios clave, indicó.


Según testigos presenciales, el blindado militar procedente de la base de Bagram, sede del comando del Pentágono en Afganistán, golpeó en la carretera a varios vehículos mientras se dirigía a la capital para abrirse camino y adelantarles.


El suceso ocurrió en Sarai Shamali, a unos 10 kilómetros al norte del Palacio Presidencial y dañó además a 15 vehículos particulares, de acuerdo con Pajhwok.


A continuación los soldados norteamericanos abrieron fuego sobre un pequeño grupo de gente, que se congregó en el lugar del accidente y que comenzaron a apedrearles.


La policía afgana acordonó la zona e intentó calmar a más de dos mil indignados manifestantes que se reunieron en el lugar del incidente gritando "Muerte a los estadounidenses", "Muerte a Karzai" y "Policía, sois esclavos de los norteamericanos".

Los agentes uniformados dispararon también contra los manifestantes y causaron heridas a decenas personas las cuales fueron trasladadas a hospitales de la capital afgana. (PL)


¿Cuánto tiempo pasará antes de que se olviden estos crímenes? ¿Se olvidarían tan rápido si los inocentes asesinados fueran europeos o estadounidenses?

No olvidemos.

1 Comments:

  • At 11:04 p. m., Blogger Mr. Shang said…

    He leido informes como estos hace tiempo Don Calladito y le puedo asegurar que no hacen mella en las verdaderas intenciones de los determinados "políticos" de occidente y sus esbirros.

    Este tipo de informes crudos solo afecta a quienes se preocupan de las personas, no de la política (menos de conseguir poder). Estoy cada día mas seguro que la clave para el despertar de la gente a la "realidad" nos la dará el propio imperio, pues sus actos son tan viles que trasuntan maldad, y la gente buena de este mundo va a despertar en respuesta a la maldad que se filtra.

    Mantengamos la fe en que podemos ayudar a las personas buenas, que nuestras humildes bitácoras afectarán a un pasante y tocarán su alma. Esa es mi mayor ambición.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home