Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

domingo, diciembre 25, 2005

Una reflexión navideña

...si la permiten de un grandísimo hereje como yo. Aunque en realidad la reflexión no es mía, sino que la tomo prestada del Evangelio de Tomás, uno de los textos gnósticos conocidos como los manuscritos de Naj'Hammadi, hallados en 1945 en una jarra de barro que había estado enterrada por siglos en el desierto egipcio.

Por cierto que ni la Iglesia Católica, y hasta donde sé, ninguna de las variantes del cristianismo "oficial", se han tomado la molestia de estudiar, aprobar y divulgar estos textos. No es de sorprenderse, dado que las religiones establecidas no están allí para enriquecer la espiritualidad de sus fieles, sino para mantenerlos bien controlados dentro del corral.

Cito a continuación los Dichos 2 y 3 del Evangelio de Tomás o los Dichos Secretos de Jesús:

Dicho 2: Jesús dijo: "Que el que busque no deje de buscar hasta que encuentre. Cuando uno encuentre, uno se sentirá turbado. Cuando uno se sienta turbado, uno quedará asombrado, y reinará sobre todos."

Dicho 3: Jesús dijo: "Si vuestros líderes os dicen: "Mirad, el reino está en el cielo", entonces los pájaros del cielo llegarán allí antes que vosotros. Si os dicen: "Está en el mar", entonces los peces llegarán allí antes que vosotros.

"Antes bien, el reino está dentro de vosotros, y fuera de vosotros. Cuando os conozcáis, entonces seréis conocidos, y comprenderés que sois vástagos del Padre viviente. Mas si no os conocéis, entonces vivís en la pobreza y encarnáis la pobreza".


Así es que, estimados lectores, si alguno de ustedes se considera cristiano, he aquí una amistosa recomendación navideña: olvídense de mitos y ritos y busquen el cristianismo original como lo haría un investigador o un historiador estrictamente interesado en la verdad (pueden empezar por aquí). Conózcanse a sí mismos, y estén preparados para turbarse cuando encuentren.


¡Ah! Y ya basta de creer en Santa Clós:



4 Comments:

  • At 1:46 a. m., Anonymous noemi said…

    O sea, ser pobre es un castigo?

    Y... no existe santa?

     
  • At 1:41 p. m., Blogger Alvaro Rolando said…

    Don calladito, una muy feliz navidad, que la verdadera espiritualidad lo acerque más a la verdad. Un gran saludo!

     
  • At 4:40 p. m., Anonymous Wontolla said…

    Un chistecito de navidad: ¿sabes cómo se llama la señora de Santa Claus?
    Simple: Mery Christmas ;)

     
  • At 9:59 p. m., Blogger Don Calladito said…

    Noemi dijo:

    "O sea, ser pobre es un castigo?"

    Hola, en caso de que haya una confusión aquí, quiero comentar que en el dicho citado arriba la palabra "pobreza" no se refiere a pobreza material, sino espiritual. No es un castigo, sino una consecuencia natural de no conocerse a sí mismo.

    A mí me parece obvio, pero de todos modos lo señalo en caso de que hubiera malinterpretación.

    En cuanto a la existencia de Santa, sólo digo: ¡Feliz Navidad, jojojojo! ;-)

    Gracias por los comentarios, chistes y felicitaciones.

    Don Calladito

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home