Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

martes, marzo 08, 2005

Soldados de EU disparan... y los medios dicen...

Es interesantísimo leer el modo en que los medios de EU se esfuerzan por reportar lo ocurrido con la señora Sgrena en Iraq. ¡Pobres! ¿Cómo hacer que la gente siga tragándose la ilusión de que el ejército norteamericano es el defensor de la libertad y la democracia con acciones como ésta? Pero no se preocupen; no hay cosa que los medios de propaganda y las brillantes mentes de relaciones públicas no puedan solucionar.

Según leemos en este artículo de la BBC, la CNN dio por hechas las mentiras y excusas ofrecidas por los militares de EU: que los italianos no dieron aviso de que iban en camino al aeropuerto (como si eso justificara dispararles a matar). Todavía peor es lo que se dijo en MSNBC: el "analista" (léase propagandista) militar Jack Jacobs, coronel retirado del Ejército de EU, opinó simplemente:

"Es difícil creerle a la periodista italiana", dijo, y añadió: "Sin ponerme muy político en esto, ella trabaja para un periódico comunista".

¿Vieron? Es comunista, así que por definición debe estar mintiendo, ¿no? Desde el punto de vista de la sincera búsqueda de la verdad esta afirmación es absurda. Pero tiene perfecta lógica desde el punto de vista de la propaganda. Recordemos que durante toda la guerra fría los "chicos malos" siempre fueron los comunistas en EU, y su población fue programada como perros de Pavlov para reaccionar con horror ante la simple palabra. Es lo mismo que están haciendo ahora con la "amenaza terrorista".

Pero no sólo los medios de EU pecan de parcialidad, porque hay que recordar que sucesos como éste, donde los soldados norteamericanos se apresuran a llenar de plomo cualquier vehículo que se aproxime a un retén, abundan. Pero como las víctimas han sido árabes, los habitantes del lado izquierdo del globo terráqueo lo sentimos mucho y cambiamos de canal. O mejor dicho, cambiamos de página, porque esas cosas rara vez se reportan en televisión. Sólo ahora que las víctimas son italianas se habla de ello.

He aquí un ejemplo espantoso de lo que ocurre constantemente en el Iraq "liberado":


Por Chris Hondros en Tal Afar, Iraq

20 de enero 2005

Era una patrulla a pie de rutina. A medida que avanzábamos por un bulevar ancho, en la distancia pude ver un carro acercándose hacia nosotros. Como defensa en contra de carros bomba potenciales, es ya práctica estándard para las patrullas de pie detener a vehículos que se aproximan, especialmente después de anochecer.

"Tenemos un carro que viene", alguien dijo, mientras entrábamos en una intersección. Podíamos ver el carro a unos 100 metros de distancia. Seguía viniendo; podía escuchar su motor ahora, un quejido agudo que sonaba más como aceleración que disminución de velocidad. Quizás estaba ahora a 50 yardas. "¡Detengan el carro!" alguien gritó, al parecer simultáneamente con alguien disparando lo que sonaba como tiros de advertencia - una explosión mesurada de staccato.

El carro continuó acercándose. Y luego, quizá menos de un segundo más tarde, una cacofonía de fuego, tiros cascabeleando en una caótica sobreposición de ruido. El carro entró en la intersección en su impulso y los tiros todavía estaban penetrándolo y cortándolo. Finalmente, el tiroteo se detuvo, el carro quedó a la deriva sin energía, claramente sin estar dirigido, y quedó en reposo en una curva. Los soldados comenzaron a acercárcele cuidadosamente. El sonido de niños llorando vino del carro. Caminé hasta el carro y una niña adolescente con la cabeza cubierta surgió de la parte de atrás, lamentándose y gesticulando salvajemente. Detrás de ella vino un niño, cayendo al piso desde el asiento, dejando ya un estanque de sangre.

"¡Civiles!" alguien gritó, y los soldados corrieron. Más niños - acabaron siendo seis dijeron todos - comenzaron a surgir, llorando, sus caras manchadas con sangre en largas rayas. Las tropas los llevaron a todos a una acera cercana. [...]

Desde el pavimento podía ver hacia dentro del parabrisas moteado de balas más claramente, el conductor del carro, un hombre, fue penetrado por tantas balas que su cráneo se colapsó, dejando su cuerpo grotescamente desfigurado. Una mujer también yacía muerte en el frente, aún cubierta por su ropa musulmana y más difícil de ver. [...]

El intérprete del Ejército me dijo después que ésta era una familia turcomana y que la niña adolescente no paraba de gritar "¿Por qué nos dispararon? ¡No tenemos armas! ¡Sólo íbamos de regreso a casa!" [...]

¿Por qué los medios apenas hablan de esto? ¿Es por racismo o por propaganda política? ¿O las dos? ¿Acaso vale menos la muerte de una familia turcomana que la de un agente secreto italiano?


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home