Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

martes, febrero 15, 2005

¿Paz en Medio Oriente? No creo. II

Lo que son las cosas. Justo ayer me preguntaba qué se traerían entre manos Ariel, Condoleeza y sus respectivos secuaces y jefes con este asunto de la "paz" y la "cordialidad", y hoy un amigo me señala el siguiente pasaje del libro Psychological Warfare [Guerra Psicológica] de Paul M. Linebarger:

Una nación que se prepara para romper la paz frecuentemente genera propaganda pacífica del tipo más descarado, tratando de asegurarse de que su propia audiencia (así como el mundo) crea que la verdadera responsabilidad cae sobre la víctima que ataca.


Culpar a las víctimas. Darle al amigo una puñalada por la espalda. Cuán típico de la mentalidad psicopática. ¿Quieren apostar que eso es lo que le espera al Medio Oriente y quizá al resto del mundo? Después de todo, estos truhanes no hubieran montado el crimen del 11 S si no tuvieran grandes planes para el futuro.

¿Saben lo que planean en Washington desde hace al menos cuatro años antes del 11 S?

El Nuevo Siglo Norteamericano

El Proyecto para el Nuevo Siglo Norteamericano es una organización educativa no lucrativa dedicada a algunas proposiciones fundamentales: que el liderazgo norteamericano es bueno tanto para Norteamérica como para el mundo; que tal liderazgo requiere fuerza militar, energía diplomática y compromiso con los principios morales; y que muy pocos líderes políticos hoy están apoyando el liderazgo global.


Ahora lean entre líneas.

En 1998, los miembros del proyecto del nuevo siglo "americano" - como lo llaman arrogantemente, ignorando que hay más Américas que Estados Unidos - decían con respecto a Iraq:

Saddam Hussein debe irse. Este imperativo puede parecer muy simple para algunos expertos y muy atemorizante para la adminsitración Clinton. Pero si los Estados Unidos están comprometidos, como dijo el presidente en su Mensaje del Estado de la Unión, para asegurar que el líder iraqí nunca más utilice armas de destrucción masiva, el único modo de alcanzar esa meta es removiendo al Sr. Hussein y a su régimen del poder. Cualquier política que no alcance estos objetivos fracasará.


El plan siempre estuvo allí desde hace siete años y no prestamos atención. Más vale que empecemos a hacerlo ahora.

Por cierto, ¿dónde están las famosas armas de destrucción masiva?

¡Ah! Y una cosa más. ¿Reconocen a alguno de los nombres de los firmantes de su declaración de principios?:

Elliott Abrams Gary Bauer William J. Bennett Jeb Bush

Dick Cheney Eliot A. Cohen Midge Decter Paula Dobriansky Steve Forbes

Aaron Friedberg Francis Fukuyama Frank Gaffney Fred C. Ikle

Donald Kagan
Zalmay Khalilzad I. Lewis Libby Norman Podhoretz

Dan Quayle
Peter W. Rodman Stephen P. Rosen Henry S. Rowen

Donald Rumsfeld
Vin Weber George Weigel Paul Wolfowitz


Interesante grupo de personas, ¿no creen?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home