Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

miércoles, febrero 23, 2005

Los Chicos Buenos imponen su Ley

Anoche, después de cenar, mi amada esposa y yo comentábamos que cuando éramos niños todos los programas de la televisión mostraban a los chichos buenos de Estados Unidos combatiendo a los chicos malos de Japón, Rusia o Alemania. En ese entonces y por algún tiempo nos quedó la impresión semi consciente de que, tal y como lo mostraba la tele, los gringos eran unos muchachos con mucha moral y en general respetuosos de la ley internacional y las buenas costumbres. ¡Y gracias a Dios por eso!

Pero viviendo en un país que ha sido víctima de la ambición imperialista de EU, no pasaron muchos años antes de que entendiéramos que no todo era como parecía. Aun así, conservé en mi fuero interno la idea de que el asunto no podía ser taaan malo...

Hoy, luego de algunos años de lectura y estudio, he llegado a la conclusión de que la cosa no sólo está mala; está malísima.

La mejor manera de describir las acciones del Imperio Norteamericano (y en general las de casi cualquier gobierno u organización con suficiente poder social, económico o militar) es con el calificativo de "psicopáticas". Aquí no estoy utilizando el término con ánimo de insultar. No; sólo me parece que las características que definen a un psicópata describen muy bien a EU (y a muchos otros).

Por ejemplo: un psicópata no es capaz de sentir empatía genuina por los demás; sólo le interesa su beneficio personal; no siente vergüenza o pena si viola normas morales; no tiene ningún problema con mentir, y lo hace naturalmente; a primera vista es muy carismático y parece digno de confianza y lleno de integridad, aunque la realidad sea muy distinta; le preocupa su propia imagen; y las demás personas son sólo objetos desechables para él.

Para que no me nieguen que a EU le quedan estas características como guante a la mano, consideren los siguientes casos:

- En 2002 EU decide "des-firmar" el Tratado sobre la Corte de Crímenes de Guerra. Aunque su retórica apoya el respeto a los derechos humanos, y ciertamente lo exige de otros cuando le conviene, EU quiere libertad para hacer sus guerras tan sucias como se le antoje.
- 34 países industrializados firman el Protocolo de Kyoto para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, pero el país que más contamina en el mundo rechaza ratificarlo. ¡Que nadie le quite a EU su derecho de ensuciar el planeta como lo de la gana!
- Después de hacer campaña en contra de las minas personales y de que 141 países decidieran aceptar la Convención de Ottawa, EU decide dar la espalda al acuerdo. Una vez más, lo más importante es tener las manos libres para matar gente como mejor convenga.
- La guerra es una gran motivación para el Imperio. En 2001, Bush anunció que notificó a Rusia su decisión de dejar el Tratado de Misiles Anti-Balísticos de 1972. (Parece que el muchacho extraña las emociones fuertes de la Guerra Fría.)
- El 20 de marzo del 2003 EU y sus aliados invadieron Iraq en violación directa del Derecho Internacional y sin aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.


Intrépido vaquero celebra haber acabado con todo vestigio de respeto por el prójimo



Estos ejemplos al menos tienen la virtud de que EU muestra abiertamente (por medio de sus acciones, no por su discurso) su intención de no cooperar por el bien de la humanidad y de mantenerse por encima de la ley. Pero en muchas otras ocasiones ni siquiera eso podemos esperar, porque la simulación, el engaño, los secretos y la mentira son el modus operandi de los psicópatas.

- En la década de los 80s, los Contras en Nicaragua recibieron apoyo de la administración Reagan para combatir al gobierno Sandinista. Mientras lo hacían, comerciaban con cocaína y cometían todo tipo de atrocidades y crímenes contra la población civil. Según recuerda Noam Chomsky,

Nicaragua reaccionó. No reaccionó lanzando bombas en Washington. Reaccionaron llevando el caso a la Corte Mundial, presentando un caso, no tuvieron ningún problema para reunir la evidencia. La Corte Mundial aceptó el caso, decidió a su favor, ordenó que... condenaron lo que llamaron el "uso ilegal de la fuerza," que es otra palabra para llamar al terrorismo internacional, por parte de EE.UU., ordenó a EE.UU. que detuviera el crimen y que pagara masivas reparaciones. Estados Unidos, por supuesto, rechazó el fallo de la corte con un desprecio total y anunció que en lo futuro no aceptaría la jurisdicción de la corte. Entonces Nicaragua fue al Consejo de Seguridad de la ONU, el que consideró una resolución llamando a todos los estados a respetar el derecho internacional. No se mencionó a nadie, pero todos comprendieron. EE.UU. vetó la resolución. Ahora es el único estado conocido que ha sido condenado por la Corte Mundial por terrorismo internacional, y ha vetado la resolución del Consejo de Seguridad llamando a todos los estados a respetar el derecho internacional. Nicaragua fue entonces a la Asamblea General, donde técnicamente no existe el derecho a veto, pero donde un voto negativo de EE.UU. equivale a un veto. Aprobó una resolución similar y solamente se opusieron Estados Unidos, Israel y El Salvador. Lo mismo pasó el año siguiente, pero esa vez EE.UU. sólo pudo conseguir el apoyo de Israel, así que fueron 2 votos opuestos a la observación del derecho internacional. Llegado ese punto, a Nicaragua no le quedó ningún recurso legal. Había intentado todas las medidas posibles. No funcionan en un mundo regido por la fuerza.
El anterior no es el único caso, por supuesto. Hay muchos más... Recuerden, por ejemplo, ese otro 11 de septiembre, el de Chile de 1973, donde la mano negra de la CIA tuvo mucho que ver.

Los psicópatas sólo respetan una ley: la de su propio interés egoísta.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home