Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

lunes, enero 31, 2005

La vida es religión II - El fin del mundo

Consideren la siguiente hipótesis: Nuestras ilusiones y mentiras añaden caos al mundo, al extremo de que estamos creando nuestro propio Apocalipsis por falta de objetividad. Por lo tanto, lo único que quizá pueda salvarnos de una catástrofe sea enfrentar y aceptar la verdad, aunque no nos guste.

La escritora Laura Knight-Jadczyk plantea lo siguiente:

Nuestro universo parece estar hecho de materia/energía y de conciencia.

La materia/energía por sí misma "prefiere", según parece, un estado caótico.

La materia/energía por sí misma ni siquiera tiene un concepto de "creación" u "organización". Es la conciencia la que da vida a estos conceptos y por su interacción con la materia empuja al universo hacia el caos y decae o hacia el orden y la creación.

Este fenómeno puede ser modelado matemáticamente y simulado en una computadora utilizando TCEA [Teoría Cuántica de Evento Aumentado - Event Enchanced Quantum Theory]. Si TCEA modela fielmene la interacción de la conciencia con la materia - no lo sabemos. Pero es muy probable que lo haga porque parece describir correctamente fenómenos físicos mejor que la mecánica cuántica ortodoxa o sus teorías rivales (mecánicas Bohmianas, GRW, etc.)

Lo que aprendemos de TCEA puede ser descrito en términos sencillos como se describe a continuación:

Llamemos al universo material "el sistema". El sistema está caracterizado por un cierto "estado". Es útil representar el estado del sistema como un punto en un disco. El punto central del disco, su origen, es el estado de caos. También podríamos describirlo como "Potencial Infinito". Los puntos en los bordes representan "estados puros" de ser, o sea estados con "conocimiento puro y claro". Entre ellos hay estados mezclados. Mientras más cercano se encuentre el estado al borde, más puro, más "organizado" será.

Ahora, un "observador" externo, una "unidad de conciencia", tiene cierta idea - tal vez acertada, tal vez falsa o una mezcla de las dos - acerca del "estado real" del sistema, y observa el sistema con su "creencia" acerca del estado. La observación, si es prolongada, causa al estado del sistema "saltar". En este sentido ES cierto que "creas tu propia realidad", pero el diablo, como siempre, está en los detalles.

Los detalles son que el estado resultante del sistema bajo observación puede ser más puro o más caótico dependiendo de la "dirección" del salto. La dirección del salto depende de cuán objetiva - cuán cercana a la realidad del estado como es de hecho - sea la observación.

De acuerdo a TCEA si las expectativas del observador son cercanas al estado del sistema como es de hecho, el sistema salta, más fecuentemente, hacia un estado más organizado y menos caótico.

Si, por el otro lado, la expectativas del observador son cercanas a la negación del estado como es de hecho (esto es, cuando las creencias del observador son más cercanas a ser falsas que a ser ciertas de acuerdo al estado como es DE HECHO - la realidad objetiva), entonces el estado del sistema, típicamente, saltará a un estado que es más caótico, menos organizado. Más aún, tomará, como regla, mucho más tiempo efectuar tal salto.

En otras palabras, si el conocimiento del observador del estado como es de hecho es cercano a la verdad, entonces el mismo acto de observación y verificación ocasiona un salto rápido, y el estado resultante es más organizado. Si el conocimiento del observador del estado como es de hecho es falso, entonces usualmente toma un tiempo mayor causar un cambio en el estado del sistema, y el estado resultante es más caótico.

Lo que esto quiere decir es que el orden puede ser extraído del caos observando el caos como ES y no fingiendo que es de otro modo.


Ahora consideran los sueños de grandeza y gloria que embriagan a los líderes de este planeta; consideren que el presidente del país más poderoso del mundo cree que tiene conversaciones privadas con Dios; consideren toda la gente que invierte horas frente al televisor para acabar concluyendo que lo que ocurre en los llamados "Reality Shows" tienen mucho que ver con la realidad; y quizá lo más importante, consideremos todos las mentiras que abundan en nuestras propias vidas, empezando por las mentiras que nos decimos a nosotros mismos a diario. Lo que tenemos es un sistema (este planeta) con millones de observadores con un conocimiento FALSO acerca del estado sistema, y por lo tanto empujándolo cada vez más hacia el caos.

O sea, "el Fin Se Acerca".

¿Quién iba a decir que la objetividad sería tan importante?

1 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home